Translate

sábado, 7 de mayo de 2016

miércoles, 13 de enero de 2016

DesEsperé cien años a Dada (Zurich 1916, Mundo 2016)

¿´çSería posible que Dadaismo valiese  para efluviar conatos del " no ser" ?
Un día al quearme solo decidí afeitarme y mientras el autobs se paroximasba en holgura misantrioa, 
                                           Menteinvisible, 2015

DesEsperé cien años a Dada

Dada, a sus cien años, es joven, y no le gustan las onomásticas*, y  atropella periodistas con ruedas -de prensa-.

Dada, a sus cien años, no comulga con ruedas -de molino-. No comulga, es ateo

Dada acabará dando palos (de la baraja) a los jugadores, como la vida, y tiene hambre de inaniciones. 

Dada esta sediento de Dada. Mastica y se traga su sed por no pedir. Por exquisita educación, no se traga a los comensales que no tragan nada....Se los come. Mastica y rumia la bondad de sus malos pensamientos, que florecen pensamientos -hacen florecer pensamientos en las copas <<del sombrero de copa de ron Cazalla de los "comen salas">>-. 

Dada riega con su sed el producto de sus sospechas, y no escribe de forma automática, porque no lo piensa. Dada, sin pensar, enferma de su salud de la necrosis del roble, su enfermedad es mas fuerte que un roble. Dada se hace llamar Necrofilia, en ambientes de moribundos. 

-Una frase inteligente -preguntan a Dada-. responde con cinco-:

¡El moribundo Dada está vivo, señor!
¡La luz de sus ojos cae por defectos de la Gravedad de la enfermedad!
¡Los miembros paralizados no se mueven, señor!
¡Su mirada esta tiesa como un palo!
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor! 
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor!
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor! 
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor!
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor! 
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor!
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor! 
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor!
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor! 
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor!
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor! 
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor!
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor! 
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor!
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor! 
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor!
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor! 
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor!
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor! 
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor!
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor! 
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor!
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor! 
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor!
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor! 
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor!
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor! 
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor!
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor! 
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor!
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor! 
¡El moribundo Dada ha resucitado, señor!

jueves, 24 de diciembre de 2015

Incalificable suceso de ser presa del detergente apeado sin memoria.
Tal vez Juan Placenta, rigurosamente peinado, renazca chinches en huestes.
Eludo salubridad mortuoria sin fin.
Intuyo roñosos mares
Reconducid cuestas y hastío
Fecha rigurosamente señalada como tal
Babas abstinencia de formas 'Sr. Cundario
El hombre huele aspectos
Con-tenidos actores
Estimulo aniversarios del màs atràs
Conexionad màquinas tragaperras de deseo
Antidoto gorgoteo nace sin fin